Noticias

Ver todas

159° Aniversario de Fray Bentos fue celebrado en Plaza Hargain

abril 16, 2018

Gran marco de público concurrió hoy a Plaza Hargain para celebrar el 159° Aniversario de la fundación de la ciudad de Fray Bentos.

Sobre las 10:45 hs. la Banda Orquesta Departamental interpretó un selecto repertorio que ofició de preludio a la celebración.

El Arq. Guillermo Levratto, en representación de la Intendencia de Río Negro, el Presidente de la Junta Dptal , Edison Krasovski, los diputados departamentales y demás autoridades integrantes del Comité Patriótico Departamental, conformado por los titulares de las principales dependencias estatales del departamento y representantes de instituciones sociales de la ciudad, se hicieron presentes en la ocasión.

Luego de la entonación del Himno Patrio y cumplida la ceremonia alusiva a la colocación de la ofrenda floral al pie del monumento al primer poblador de la ciudad, José Hargain, el Arq. Carlos Sobrino se dirigió verbalmente a la concurrencia.

Por su riqueza conceptual, y en virtud de que la extensión de la pieza oratoria encuadra perfectamente en los parámetros que la crónica reclama, dada su concisión, decidimos transcribirla textualmente:

“Autoridades presentes

Señoras y señores

Jóvenes

Estamos celebrando en un nuevo aniversario de la fundación de nuestra ciudad, Fray Bentos. Nuestro Fray Bento, este pequeño gran rincón del Uruguay que nos pertenece.

Que nos pertenece a los que nacimos acá, a los que vinieron y a los que están de paso, pues nadie la puede olvidar una vez que ha pasado por ella.

Es este hermoso solar que ideó Don José Hargain y que otros, le acompañaron en tamaña empresa para concretarlo en realidad tangible. Es esa Villa Independencia primigenia en un paraje denominado Fray Bentos de la Banda Oriental desde 1859.

Una villa de ensueño que fue creciendo tanto en almas como en tecnologías, hasta llegar a lo que somos hoy;  un antiguo saladero, transformado en usina del saber. Un centro de referencia, un faro guía para orientar y permitir formar nuestras nuevas generaciones,  forjando como una fragua, este nuevo producto que  hoy, también llega a todas partes del mundo, ¡Ahora lo que producimos es SABER!

¿Lo habrán soñado nuestros fundadores? Hoy creo que sí, pasó como una estrella fugaz por su mente, sin comprender quizás la totalidad de su envergadura.

En nuestra Plaza, principal, el atento viajero, visualiza la excelsa Pilarica con su torre ubicada en 1863. Compartiendo espacio, el kiosco, nuestro símbolo por excelencia.

Sobrevolando todo ese mágico entorno, los ángeles escapados del Museo del edificio de enfrente.

Somos un crisol de cultura. Un Solari centenario que obra de embajador en el mundo, narrando al observador en soporte de telas y otros,  formas, figuras, colores,  nuestro carnaval;  los mascaritos y el refranero del lugar, con sus técnicas y formas tan peculiares.

Calle más abajo y hacia aquí, la triada que ilumina a los espectadores desde la altura del edificio, en nuestro pequeño gran coliseo, el Teatro Miguel Young.

Mi querida ciudad; un sin número de artistas te han dedicado con su mística sensible, sus letras más inspiradas y hermosas: a tus barrancas, al rio, a los paisajes y sus gentes. Mary Massey querida coterránea, como abanderada, con su marcha, tan fresca como la brisa que viene del rio por las mañanas.

Un genial arquitecto te dio ese carácter de ciudad costera, que los primeros no llegaron a vislumbrar sino por el puerto solamente y hoy, somos un balcón al río Uruguay desde donde, al decir de Juana de América: “canta el viento costeño/ coplas de islas y peces/Mientras el río jocundo/ Deshila azules y verdes”.

Pero todo eso es la ciudad primera. Hoy las nuevas generaciones se expandieron tras esos férreos límites y con tu imagen llegaron a parajes nunca pensados y trascendiste en ellos y por ellos.

Una ciudad nueva que crece con sus satélites mas allá del arroyo, de la vía.  Eres la pequeña urbe en constante crecimiento que va expandiéndose sutilmente cual si fuera una mancha; todo aquí tiene interés, para nosotros y para los otros, para quienes nos visitan  proveniente de tierras tan lejanas como dispares y arriban ávidos de ver desde dónde salían las valiosas y nutritivas latas. Al llegar se quedan extasiados por el paisaje, el rio, el camino viejo, los avistamientos, la costa, las playas. Aquí todo es luz, luz y beneficio para el solaz y esparcimiento. Sí, sin dudas; todo aquí es Beneficio. Y el Beneficio es que es de nosotros; nosotros somos esto.

Lo decimos con orgullo bien entendido: “nosotros somos Fray Bentos”.

Nuestra responsabilidad preservarla, mejorarla, seguir ayudándola a crecer, apoyando todo aquello que propenda a brindar lo mejor a todos sus habitantes. Defendiendo y viviendo en y por los valores trascendentales que nuestros ancestros nos legaron, (el respeto, la tolerancia, la convivencia en paz, la solidaridad, la amistad, la honestidad, el amor, la justicia, la libertad, la bondad), cualidades, virtudes, características positivas que le permitieron ser lo que es hoy, porque como afirmé antes: nosotros somos Fray Bentos.

Muchas Gracias“.