Noticias

Ver todas

Buscan restos de valor patrimonial en el río Uruguay, frente a Fray Bentos

15 mayo, 2017

Entre el martes 16 y el jueves 18 de mayo se realizará una búsqueda subacuática de objetos de valor patrimonial en el entorno de los muelles y puerto del ex Frigorífico Anglo. Buscarán objetos sumergidos o enterrados en el lecho del río que pudieran haber caído al agua durante las operaciones de carga y descarga de buques que tuvieron lugar entre 1865 y 1979. Se trata de la primera exploración subacuática en el área declarada patrimonio mundial por UNESCO.

La información que se recoja servirá como insumo para elaborar una estrategia de protección de los bienes patrimoniales que podrían encontrarse bajo las aguas del río Uruguay.

Los arqueólogos Alejo Cordero y Valerio Buffa, de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, llegarán a Fray Bentos el lunes 15 de mayo con una embarcación equipada con un sonar y un magnetómetro. En los tres días siguientes realizarán un barrido sistemático de la zona fluvial que forma parte del área de amortiguación de lo que fuera el ex saladero Liebig y frigorífico Anglo, declarado en 2015 patrimonio mundial. Recorrerán la zona embarcados siempre a una distancia muy próxima a la costa.

Cordero y Buffa son especialistas en relevamientos de sitios subacuáticos de importancia patrimonial y también son buzos de profesión. Para esta exploración utilizarán equipos de detección remota capaces de localizar objetos sumergidos y aún enterrados en el lecho del río. El instrumental resulta clave ya que en las aguas oscuras del río Uruguay la búsqueda no se puede realizar por observación directa. Una vez que los equipos detectan la presencia de un objeto los arqueólogos se sumergen con la ayuda de iluminación para confirmar si se trata de elementos culturales como naufragios o restos de embarcaciones, u otro tipo de objetos de valor patrimonial (toneles, herramientas, máquinas, etc.).

Debido al intenso tráfico marítimo que recibió la zona durante los 120 años de actividad del saladero y frigorífico podrían realizarse hallazgos de diversa naturaleza, incluyendo naufragios.

Reciente hallazgo en la Bahía de Maldonado
La misma metodología que se aplicará en Fray Bentos se utilizó recientemente en la Bahía de Maldonado y permitió detectar un barco naufragado de la flota inglesa del Atlántico Sur: el HS Agamenón, la nave “preferida” del héroe naval inglés Lord Horacio Nelson, que se hundió en 1809. El sonar lo detectó y una vez identificada la anomalía los arqueólogos subacuáticos se sumergieron y lograron encontrarlo.

Historia de “la cocina del mundo”.
Durante casi 120 años funcionó en Fray Bentos una industria de extracto de carne y corned beef que exportaba a los cinco continentes y fue conocida como “la cocina del mundo”. Durante esos años el tráfico de buques en Fray Bentos era tan intenso como el de algunos puertos europeos de la época.

Desde el año 1865 funcionó allí la Liebig’s Extract of Meat Company (LEMCO), posteriormente convertida en Frigorífico Anglo y luego Frigorífico Fray Bentos hasta su cierre definitivo en 1979. El establecimiento fue la primera multinacional alimenticia del mundo y marcó el inicio de la revolución industrial en el Río de la Plata.

El movimiento de buques en este puerto natural de aguas profundas comenzó incluso antes de la instalación de los saladeros en la década de 1860, brindando apoyo al puerto de Gualeguaychú.