Noticias

Ver todas

Comenzó la búsqueda subacuática de objetos de valor patrimonial

16 mayo, 2017

La misma se realiza en el entorno de los muelles y puerto del ex Frigorífico Anglo.

Toda una novedad.

En un hecho totalmente inédito bajo la niebla de ésta mañana, y con baja temperatura, comenzó una serie de trabajos tendientes a la búsqueda de objetos sumergidos o enterrados en el lecho del río que pudieran haber caído al agua durante las operaciones de carga y descarga de buques que tuvieron lugar entre 1865 y 1979. Se trata de la primera exploración subacuática en el área declarada patrimonio mundial por UNESCO.

Un equipo encabezado por los arqueólogos Alejo Cordero y Valerio Buffa, de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, y el geofísico español Francisco Martín, junto a la arqueóloga Andrea Castillo, del Gobierno Departamental de Río Negro salieron desde el muelle del Club Remeros Fray Bentos hacia la zona del Anglo, donde esperaban otro grupo de integrante de la Comisión de Sitio, evento cubierto por periodistas, cámaras, y micrófonos de medios locales y representantes de las señales televisivas nacionales . La primera etapa durará tres días.

Zona del Anglo: Comenzaron los estudios del área subacuática
Un Gobierno Departamental atento a seguir poniendo en valor el Sitio Patrimonial

“En el año 2015 el ex frigorífico Anglo fue declarado Patrimonio de la Humanidad. El Sitio quedó compuesto por un área núcleo, compuesta por la planta fabril y el barrio Anglo y un área de amortiguación que tiene parte en tierra y parte en aguas del Río Uruguay”, explicó la arqueóloga Andrea Castillo, integrante del equipo de la Intendencia Departamental de Río Negro.

En la mañana de hoy profesionales de la comisión Nacional de Patrimonio comenzaron a realizar los estudios del área subacuática. Esto implica explorar en las profundidades del río en búsqueda de eventuales bienes de valor patrimonial que, como consecuencia de la actividad naviera desplegada durante siglos en el muelle y sus alrededores, pudieran encontrarse en las profundidades de las aguas.

Castillo dijo que, ante la necesidad de generar un proyecto de recuperación del muelle, es preciso antes cerciorarse de que no existen bienes patrimoniales ocultos que puedan ser afectados por las obras; los que, además, en caso de ser recuperados enriquecerían aún más el valor del Sitio.

El primer abordaje del área consiste en la realización de un sensoramiento remoto (estudio del área subacuática mediante el uso de dispositivos tecnológicos).

Profesional catalán participa del estudio subacuático del Sitio Patrimonial

Proveniente de Barcelona y radicado desde hace 5 años en Latinoamérica, el Hidrógrafo y geofísico Francisco Martín participa del proyecto de estudio del área subacuática del Sitio Patrimonial que realiza la Comisión Nacional de Patrimonio, con la que trabaja a través de la fundación Alas de Arqueología Subacuática.

Martín explicó que hoy se iniciará una serie de exploraciones para la que se emplearán un par de sensores geofísicos con un sonar de barrido lateral con el objetivo de obtener una imagen acústica del fondo del río y poder sonificar posibles objetos concernientes a naufragios y demás elementos que puedan interesar a el estudio en curso. La segunda fase del trabajo incluye el uso de magnetómetros y gradiómetros para valorar si existen objetos metálicos y, posteriormente, pasar a hacer inmersiones y demás exploraciones pertinentes.

Inédita búsqueda en el río, frente al Anglo
Valerio Buffa y Alejo Cordero, arqueólogos marítimos y buzos marinos, son los Responsables del Dpto. de Patrimonio Fluvial de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, y durante esta semana se encuentran en Fray Bentos participando del estudio del área subacuática del Sitio Patrimonial.

“Estamos tratando de contextualizar la parte subacuática del Sitio, o sea el lugar donde se producía el intercambio entre las embarcaciones que venían a retirar o a dejar carga aquí”, comenzó diciendo Buffa, quien explicó los métodos que se emplearán para conocer el fondo del río y, a partir de ahí, poder evaluar los sitios de interés donde presumiblemente haya elementos que puedan constituir valor patrimonial. El profesional consideró que, teniendo en cuenta el tránsito naviero que hubo en la zona desde tiempos coloniales, no descartan hallazgos que daten de épocas muy anteriores a la fundación de Fray Bentos.

Por su lado Alejo Cordero dijo que la confirmación de los resultados obtenidos en cada procedimiento será efectuada mediante buceo y que de no mediar la falta de visibilidad propia de las aguas de río, el relevamiento requeriría menos equipamiento y el buzo podría detectar directamente cada elemento. A este respecto Cordero informó que se están empleando los equipos de más alta tecnología disponibles en el país.

La tarea insumirá entre 3 y 4 días de trabajo; luego, con los datos que obtenidos se procurará planificar una campaña de aproximadamente 2 meses, dependiendo de los recursos que se puedan obtener para financiar la operativa de extracción y recuperación de los hallazgos.

Primeras imágenes del trabajo subacuático en agua del río Uruguay
Al cerrarse ayer la primera jornada de las tareas que se emprenden frente al muelle del Anglo, testigo de madera y metal de miles de embarques, se pueden apreciar las primeras imágenes creadas mediante ultrasonidos. Ondas sonoras de alta frecuencia que son generadas mediante un dispositivo manual y, al ser reflejadas por las diferentes estructuras del cuerpo, crean una señal que es transformada en una imagen y visualizada en un monitor. Esto se llama Sonograma, en tiempo real, y corresponde a la estructura sumergida del muelle del ex frigorífico Anglo.

Es una fotografía acústica obtenida en navegación de la estructura sumergida de muelle del ex frigorífico Anglo utilizando un sonar de barrido lateral.