Noticias

Ver todas

El Director de Tránsito manifestó que se está enfatizando en las garantías del procedimiento

8 febrero, 2018

En declaraciones efectuadas por estas horas, el Director Dptal de Tránsito, Sergio Merello, se refirió al proceder de su dependencia con respecto a las infracciones e irregularidades que se cometen en la vía pública, las que en algunas oportunidades son advertidas por el personal del Departamento de Tránsito y en otras se procede a raíz de denuncias efectuadas por particulares. Con respecto a estas últimas, Merello sostuvo que en el imaginario popular la gente pretende que se actúe a la brevedad y contundentemente: “Voy a ser un tanto grosero en el ejemplo: (el público pretende) que hay que salir con un lazo con una boleadora y cazar gente, y no es así”, afirmó, agregando que se procura poner el énfasis en las garantías del procedimiento: “ nos estamos preocupando cada vez más, y creo que la policía también, en las famosas garantías del procedimiento y en cómo se llega al final del procedimiento”. La nueva modalidad de control obedece a la necesidad de no cometer errores del pasado en los que por procurar detener a un infractor éste ha terminado chocando en su intento de huir, ocasionando siniestros de proporciones más graves que la infracción que se estaba cometiendo.

El jerarca manifestó que actualmente ha descendido el número de vehículos incautados en virtud de que la prioridad hoy se ha puesto en la seguridad en el tránsito. Se apunta a eliminar de la vía pública a motos que no cumplen con las garantías técnicas de seguridad y a aquellas que circulan produciendo ruidos molestos y o excesivos.

Además reveló que se está implementando una modalidad de trabajo mediante la cual se busca dar con la identidad del infractor, y en los casos en que no se logra detenerlos se hace la correspondiente denuncia policial: “se los denuncia por su actitud ante la ciudadanía, ya no me importa si anda o no anda en moto, se lo denuncia porque es un peligro para la sociedad”, aseveró. Asimismo aseguró que se están realizando muchos procedimientos de este tipo, cuyos infractores terminan siendo sancionados en el marco de la Ley de Faltas. A este respecto explicó que las consecuencias de la mencionada ley no sólo contiene elementos sancionatorios inmediatos sino que también produce efectos a largo plazo, ya que al quedar registrada cada falta las mismas se van acumulando y esto puede generar consecuencias cuyos efectos se perciban años después. Como ejemplo puso el caso de una persona que tuvo problemas a la hora de pretender renovar la licencia de conducir por no haber pagado una multa generada varios años antes.

Finalmente, Merello evaluó que posiblemente la consolidación de las conductas que se pretenden naturalizar en materia de comportamiento en el tránsito exhibirá sus efectos dentro de algunos años. A su juicio se está desarrollando un proceso de cambio cultural y, como tal, el mismo necesita tiempo para ir consolidándose con éxito.