Noticias

Ver todas

IRN decidió centralizar los esfuerzos en un único refugio canino para Fray Bentos y Young

19 enero, 2018

En declaraciones efectuadas esta mañana la Directora de Higiene de la Intendencia de Río Negro (IRN), Sylvia Ibarguren, explicó las razones que llevaron a tomar esta decisión.

La jerarca comenzó narrando que las tres protectoras del departamento (en Fray Bentos, Young y Nuevo Berlín) son cogestionadas entre la IRN y asociaciones civiles. Todas. Y todas funcionan en predios municipales, tienen personal y recursos económicos asignados mensualmente y todas las castraciones hechas en estos refugios han sido costeadas por el convenio firmado entre la IRN y Zoonosis. También aludió a los esfuerzos que la actual Administración ha emprendido en el sentido de fomentar la tenencia responsable de mascotas. Ibarguren valoró que si bien estos no son suficientes, se está avanzando en un proceso que procura llegar lo más lejos posible en materia de bienestar animal.

Con respecto al problema que afecta a la Protectora de Young, la funcionaria explicó que ésta funciona en el predio del ex abasto de la ciudad, conviviendo con emprendimientos industriales que, por esta razón, se han visto perjudicados frente a auditorías implementadas en procura de aprobar certificados de exportación. Por este motivo la IRN ha procurado establecer el refugio en otro predio, lo que en más de un año ha resultado infructuoso, sobre todo por los costos inaccesiblemente sostenibles de las alternativas presentadas.

Lo expuesto determinó que se tome la decisión de “centralizar los esfuerzos en un único refugio departamental”, con la finalidad de poder brindarles a los animales la mejor calidad de vida posible en cuanto a instalaciones, alimentación y sanidad.

Ibarguren valoró la labor de los voluntarios que trabajan en la temática canina y consideró que en el caso de los de la ciudad de Young, estos pueden continuar realizando su labor desde otro lugar: “la idea es que todo lo que es la parte sanitaria, alimentación, cuidados, mantenimiento, instalaciones, se encargue la Intendencia… y ellos sigan con su labor (excelente labor que destaco por que hacen una muy buena labor para la sociedad) de lo que es educación, sensibilización, planes de adopción”. Para la jerarca esta labor se puede seguir haciendo, y aún con más eficiencia al no tener la carga de tener que atender el refugio.

De todas formas, al tratarse de una organización civil ésta puede optar por otras alternativas. “Nosotros mencionamos qué es lo que la Intendencia va a hacer y cómo va a centralizar sus recursos para hacerlos lo más eficientes posibles”, manifestó advirtiendo que la IRN no clausura la Protectora: “No es que cerremos la protectora. Nosotros tenemos que sacar esas instalaciones de ahí, entendemos que la protectora tiene que seguir existiendo, mejorando, y seguir trabajando en otro montón de cosas que hacen a la sociedad, y tiene la posibilidad de optar por otra vías. Nosotros no nos vamos a traer a los perros, obligados, pero sí les damos esa opción”, consignó la funcionaria. Esto significa que la Protectora de Young puede optar por instalarse en otro predio de la ciudad y rehusarse a que los perros sean trasladados a Fray Bentos.

En tanto en el refugio de la capital departamental la IRN planea “tomar la posta de todo lo que es alimentación, sanidad y mantenimiento de las instalaciones”, las que serán ampliadas para acoger a más canes y poder distribuirlos mejor. Finalmente, Ibarguren hizo hincapié en intensificar las campañas de adopción, señalando que los refugios caninos no son depósitos de perros sino albergues transitorios desde donde puedan adoptarse en forma gratuita, castrados y vacunados.