Noticias

Ver todas

La Intendencia de Río Negro estará pagando el Fideicomiso hasta el 2030

noviembre 9, 2017

En declaraciones efectuadas esta mañana el Intendente Interino, Guillermo Levratto, se refirió a la importancia del río Uruguay desde el punto de vista productivo, turístico y paisajístico en el que el borde costero de las localidades enclavadas en sus orillas juega un rol preponderante desde el punto de vista funcional, estético y recreativo. También lo vinculó con el desarrollo del sitio patrimonial en el cual destacó, entre otros temas, la obra de refacción del muelle del ex frigorífico señalando que las mismas darán inicio en el segundo semestre del año entrante.

Por otro lado, reflexionó acerca de cómo ampliar las posibilidades turísticas, que el sitio genera, hacia el resto de la ciudad y el departamento, enfatizando en la concordancia de las políticas nacionales con las departamentales en el marco del Corredor de los Pájaros Pintados.

El traslado del corralón municipal y la estrategia elegida para resolver qué uso se le da a ese predio fue otro de los ítems que el jerarca trató explicando cual es la importancia de contratar una consultoría al respecto.

El fideicomiso de obras, su origen, fundamento y desarrollo de los proyectos respectivos también integraron la temática desarrollada por Levratto.

El Intendente Interino destacó el perfil productivo vinculado al río y remarcó las inversiones desde organismos estatales como el propio Ministerio de Transporte (MTOP), la Comisión Administrativa del Río Uruguay (CARU), y la Comisión Técnica Mixta de Salto grande (CTM). Asimismo, y enfatizando en la importancia social involucró a las obras en el borde costero y a las actividades náuticas recreativas y turísticas: “Una ciudad (Fray Bentos) se está transformando en un modelo de ciudad costera”, dijo en referencia a las intervenciones en la rambla, vinculándola a la promoción de actividades náuticas ya sea en lo que refiere a deportes como a recreo y turismo, y englobándolo con lo productivo y las inversiones estatales que se han hecho en el puerto en procura de potenciar sus capacidades operativas.

En el tratamiento de otros temas, reiteró su convicción del que el Sitio Patrimonial es un Polo de desarrollo e informó que actualmente se está definiendo junto al BID (Banco Interamericano de Desarrollo) cuál es el mejor modelo de gobernanza. Asimismo celebró que el LATU se haya integrado a la Comisión de Sitio, destacó proyectos tales como el Centro de Visitantes, el local de los artesanos, instalaciones de emprendimientos gastronómicos, e inversiones como las de UTU( más de U$S 6.000.000) y las de las obras de refacción del viejo muelle, cuyo proyecto promoverá atractivos para el turismo náutico. También consideró que las actividades para desarrollar, desde el punto de vista turístico, en el propio barrio se debe procurar que esto derrame hacia el resto de la ciudad y el departamento. En este sentido valoró el instrumento del Corredor de los Pájaros Pintados y el rol que Nuevo Berlín y San Javier juegan en el enfoque global del turismo departamental.

En lo concerniente al traslado del corralón municipal remarcó la decisión política y las acciones concretas tomadas en torno al proyecto a desarrollar en esa manzana. En ese sentido celebró que sea una empresa local (DOSA) la que, financiada por OPP, realice la consultoría y explicó que en el proyecto influirá la opinión de la ciudadanía, las necesidades funcionales urbanas y la utilidad que preste. Levratto manejó diferentes perfiles posibles del proyecto a desarrollar: instalación de oficinas estatales, hogar para estudiantes, viviendas, o un paseo que integre patio de comidas, stand de artesanos y lugar para desarrollar espectáculos artísticos, entre otras posibilidades.

El Fideicomiso de obras, el desarrollo de las mismas, y el origen y fundamento de este instrumento financiero fue objeto de especial tratamiento por parte del mandatario. Levratto explicó que este instrumento que permite ejecutar obras fue propuesto por la OPP (Oficina de planeamiento y Presupuesto) a las intendencias de todo el país en el año 2014. El Ejecutivo Dptal de entonces lo tomó y, en conjunto con los 3 partidos que tiene representación en la Junta Dptal., aprobaron su implementación y los proyectos a desarrollar, por lo que quedó un “paquete de obras por U$ 11.000.000” a ejecutar, lo que constituye una decisión inmodificable que trasciende al gobierno de turno y se transforma en política de estado departamental. No es que la Intendencia recibió 11 millones de dólares en la cuenta bancaria, “lo han querido politizar”, pero es obra de todos los vecinos del departamento implementada por los tres partidos políticos, y esto no tiene un dueño.

El jerarca afirmó que todas estas obras están siendo ejecutadas por el gobierno actual con la única excepción del anfiteatro de Young porque no hay terreno donde desarrollar el proyecto. “La junta Dptal votó un destino de U$S 200.000 para la obra de un anfiteatro en un predio que no es de la intendencia, por tanto no hay proyecto y no hay predio”. Esto no significa que la obra no sea ejecutada, pero representa una dificultad porque hay que empezar de cero. Asimismo ilustró sobre los grados de dificultad que cada obra tiene, reparando en el proyecto de Relleno sanitario, el que tiene un total de U$S 1.700.000 para ejecutar, y cuando la administración Terzaghi asumió se encontró con que el proyecto tenía carencias importantes e implicaba sólo un pliego para llamar a licitación para su construcción. Levratto reflexionó preguntándose: “Construyo el relleno sanitario: ¿quién lo opera?, ¿quién lo mantiene? Como administradores del Gobierno Dptal: ¿no nos metemos en un problema? “Hacemos una cava, hacemos la planta de tratamiento de efluentes y todo ese tipo de cosas, pero quién pensó qué trámites hay que hacer ante DINAMA”, reflexionó y reveló que hoy debieron recurrir a un especialista de la intendencia de Maldonado, el que, Ad Honorem, está asesorando a la IRN. Otra dificultad está dada porque “la complejidad del tema implica que ese relleno sanitario ya se licitó y todos los oferentes ofrecieron por encima de los U$S 2.000.000”, cuando el disponible es de U$S 1.700.000. Otras obras como las del ex Cine Stella, la consultoría para las obras del arroyo La Esmeralda, el plan departamental de alumbrado público, y la terminal de Young, están en marcha. Levratto consignó que “independientemente de las obras, que se van a encarar todas, esto compromete a 3 administraciones, o sea: hasta el 2030 el departamento va a estar pagando un porcentaje x de lo que recibe del SUCIVE para pagar al fideicomiso” y finalizó explicando: “El fideicomiso es un capital que pone la plata. A ese hay que devolverle la plata a medida que se van ejecutando las obras. A su vez esa plata sale de un porcentaje de lo que recauda la Intendencia por SUCIVE”.