Noticias

Ver todas

Terzaghi en el programa “Están Despedidos”

25 mayo, 2016

La actividad política ha sido mi compañera de toda la vida desde los 17 años. Ha sido una postura frente a la vida”.

El Intendente de Río Negro Oscar Terzaghi en declaraciones efectuadas en la tarde de ayer a Visión FM, programa vespertino que conduce Mathías Miñán, se refirió a temas tales como: relacionamiento con su fuerza política, con la oposición, la prensa, así como un breve análisis de sus primeros meses de gestión.

La actividad política ha sido mi compañera de toda la vida desde los 17 años. Ha sido una postura frente a la vida”, comenzó diciendo Terzaghi.

Definió como buena su relación con ADEOM, con quienes se reúne los primeros viernes de cada mes, las que han determinado acuerdos importantes como lo es la firma de un Convenio Salarial Tripartito que permitirá transitar los 5 años de gestión con un marco definido.

Nos encontramos con deudas de más de un año. Algunas que estaban en el sistema y otras por fuera del sistema”. Terzaghi narró que aparecieron acreedores con boletas firmadas por algún director municipal, que no figuraban en el sistema de cómputos de la IRN.

Ante aseveraciones de Lafluf, de que estaba todo en orden y se debía poca cosa, el actual intendente fue terminante: “voy a dar datos incontrastables, se nos solicitó en su momento que intercediéramos anta la bancada del FA (anterior) para que votaran la autorización para un préstamo. Gallo y quien fuera director de Hacienda lo pidieron. Y votamos la extensión del crédito para que pudieran pagar, con los votos del FA se autorizó. Era para pagar, se nos dijo, sueldos y acreedores. Cuando entramos a la intendencia 2 millones no había, y los proveedores estaban sin pagar, y además el Scotiabank que nos dice no financiamos déficits no le podemos dar, y además salir a pagar lo pedido en condiciones pésimas”.

Aludió a la sensibilidad social como el gran diferencial de un gobierno de izquierda, sumado a la transparencia y optimización de los recursos públicos.

El Intendente señaló que ésta es la intendencia que paga los salarios más bajos en todo el país, y agregó que su administración elevó el sueldo de más de 150 trabajadores, porque cobraban menos de un Salario Mínimo Nacional. “Nos comprometimos a reportar el 100 % del IPC, e inclusive a tener recuperación salarial. Pero para cumplir con eso no podemos seguir ingresando gente a la intendencia, porque no vamos a poder cumplir”, dijo.

Reveló que se está trabajando en lo que se llamará Acuerdo Departamental por el Empleo, para unir al sector público con el privado tras el objetivo común de generar más y mejores fuentes de trabajo.

El jerarca manifestó sentir respeto por la prensa pero se quejó de la falta de rigor que ésta, a veces, exhibe, y expresó su molestia para con la ligereza y liviandad de adjetivos, con la que la oposición verbaliza su acción. “Si alguien dice que acá hubo una estafa, tiene que demostrarlo”, sentenció, a modo de ejemplo.

En cuanto al relacionamiento con el Frente Amplio, el Intendente de Río Negro fue contundente al expresar: “Yo no quiero una fuerza política chinchorro del gobierno”, y explicó que no quiere un Frente Amplio obsecuente sino una fuerza crítica, que ayude a mantener el rumbo del Programa de Gobierno.

Un Río Negro socialmente más integrado, un departamento donde las políticas nacionales y departamentales aterricen con equidad en todo el territorio departamental, menor desocupación, mejores productos culturales genuinos, potencialización del turismo, la UTEC y la UDELAR consolidadas en el dpto., son algunas de las aspiraciones de Terzaghi para el final de su administración. “Me sentiría realmente satisfecho si los rionegrenses comenzamos a creer, al final del período, que somos capaces de salir adelante”, finalizó aseverando Terzaghi.