Noticias

Ver todas

Terzaghi explicó porque no se les renovó el contrato a 3 funcionarios

26 enero, 2018

En torno al conflicto de pública notoriedad planteado por ADEOM (Asociación de Empleados y Obreros Municipales) en referencia al cese de tres funcionarios de la Intendencia de Río Negro (IRN) el Intendente Oscar Terzaghi afirmó que “no hubo despidos sino NO renovación de contratos”. Este es un procedimiento habitual en una intendencia, dijo el jerarca y dio a conocer la lista de las no renovaciones de contratos desde el año 2013 a la fecha: año 2013=209 contratos no renovados, 2014=216 contratos no renovados, 2015=188 contratos no renovados, 2016=107 contratos no renovados, 2017=47 contratos no renovados. “Es decir que, esto que es un procedimiento habitual, desde que comenzamos nuestra gestión tratamos de mejorar en el vínculo con los funcionarios y descender paulatinamente este procedimiento”, consignó.

El mandatario explicó que un contrato puede ser no renovado por varias razones y que generalmente obedece al bajo rendimiento del mismo, cosa que sucedió en dos de los tres casos presentes. En el tercer caso hubo un hecho que lo precipitó: el funcionario desempeñaba funciones en la planta potabilizadora de Las Cañas y realizó un análisis del agua de un emprendimiento vinculado a la comercialización de hielo. Lo hizo en el laboratorio de la IRN sin solicitar permiso y sin la debida supervisión del profesional a cargo. La irregularidad se pudo conocer cuando inspectoras del área supervisaban el mencionado emprendimiento y sus responsables manifestaron su tranquilidad de que el agua estaba analizada por el propio laboratorio municipal. “Este es el hecho, que desde nuestro punto de vista y no sólo desde nuestro punto de vista, es un hecho grave, es el que amerita la no renovación del contrato”.

Terzaghi aseveró que no se puede afirmar que el trabajador haya cobrado por el servicio, pero aseveró que “está fehacientemente demostrado que este funcionario, en horario de trabajo y en el laboratorio de la Intendencia, realizaba análisis de agua potable hacia terceros”.

El jefe comunal dijo que “la Intendencia funciona con funcionarios que realizan los análisis y la supervisión técnica de la jefa del laboratorio, como sucede en cualquier otro laboratorio” y que la responsabilidad final es de quien está al frente del mismo.

El Intendente afirmó que es falso que se haya negado a atender a los representantes del sindicato de ADEOM para tratar este tema: “Ayer el presidente de ADEOM se comunicó conmigo y le dije que el martes lo recibía a las 14.30 hs.”. Además adjudicó las declaraciones del presidente de ADEOM (quien declaró que el Intendente estaba más pendiente de la visita de la delegación china que de los problemas de los funcionarios) a que en virtud de que el próximo viernes debe recibir a los representantes chinos, propuso posponer la reunión mensual con el gremio, la que se hace el último viernes de cada mes, y que en razón de que ADEOM no podía reunirse en la primera fecha alternativa propuesta, se pactó hacerla el próximo martes cuando incluso se trataría el tema referente a seguridad laboral.

Terzaghi manifestó que no entiende que está sucediendo en el relacionamiento con el gremio: “no sé si acá hay un problema de temperatura elevada o qué es lo que está sucediendo que los temas se tergiversan en la prensa”, y dijo que escuchó a dirigentes gremiales declarar por este medio que no se apoyó la compra de útiles estudiantiles para hijos de funcionarios y que el Ejecutivo no quiso colaborar con la compra de corderos. El Intendente explicó lo sucedido en ambas situaciones: “Tres días antes de navidad viene el presidente y me pide un millón de pesos para comprar corderos para los funcionarios…nosotros estábamos contando la plata para el aguinaldo. Mal podíamos definir una situación de ese tipo en el momento en que estábamos trabajando para pagar los aguinaldos en tiempo y forma, como correspondía, más los sueldos del mes de diciembre”. En cuanto al aporte del Ejecutivo para la compra de los útiles, dijo que el gremio exigió una respuesta a lo solicitado para el día 12 de enero, cosa que era imposible en esa fecha pues el contador con quien debía definirlo estaba de licencia. Cuando éste volvió se les contestó diciendo que no se repetiría el formato del año pasado (el Ejecutivo abonó el total del importe por útiles sin que se le resarciera ningún dinero) sino que se volvería a la modalidad histórica, en la que el Gobierno Dptal paga la compra y ADEOM va devolviendo este importe en cuotas.

El mandatario exhibió los mails que demuestran lo que comunicó.

El jerarca se preguntó: “¿Esto es casual? ¿Por qué se sale a la prensa a decir todas estas cosa y estas falsedades?”…”Si desde el Ejecutivo tratamos de canalizar estas cosa dentro del respeto, primero, y segundo, dentro de la discrecionalidad que deben tener estas cosas, y del otro lado lo que estamos viendo es que todos los días se sale a la prensa con un tema distinto y a decir falsedades, ¿puedo tomar esto como una casualidad o ya tengo que pensar que el sindicato de ADEOM tiene la intencionalidad de entorpecer la acción de gobierno y buscar enfrentarnos con los trabajadores cuando ningún trabajador puede decir que no fue atendido, por la vía del gremio o, incluso, personalmente cuando así lo solicitó” y finalizó preguntándose: “¿Este es el diálogo que busca la directiva de ADEOM?”.