Noticias

Ver todas

Terzaghi: “Mal se puede hablar de persecución sindical cuando nos enteramos “de rebote” de esta situación”

29 enero, 2018

En declaraciones vertidas esta mañana el Intendente Dptal, Oscar Terzaghi, se refirió a las circunstancias que llevaron a la no renovación del contrato a tres funcionarios de la Intendencia de Río Negro (IRN). A propósito, explicó que dos de estos funcionarios fueron cesados por bajo rendimiento, aclarando que la expresión incluye múltiples razones: “Faltas reiteradas, falta de compromiso en el trabajo, relacionamiento malo con sus compañeros o sus superiores, falta en la calidad o fallas en la calidad del trabajo asignado, hay un montón de causales que se resumen en la expresión: bajo rendimiento”.

En referencia al caso del funcionario a quien no se le renovó el contrato de trabajo por irregularidades, dijo que se tomó conocimiento de las mismas a través de una inspección rutinaria de Bromatología. Evaluando un emprendimiento que fabrica hielo los inspectores se enteran que el análisis del producto se realizaba en forma particular en el laboratorio de la usina potabilizadora del balneario, desconociendo los empresarios la irregularidad del procedimiento y creyendo que el mismo les habilitaba regularmente a comercializar su producto. “Mal se puede hablar de persecución sindical, cuando nos enteramos, por decir un término habitual, “de rebote” de esta situación”, sostuvo Terzaghi en referencia a declaraciones efectuadas por dirigentes de ADEOM (Asociación de Empleados y Obreros Municipales) en ese sentido.

También, el jerarca manifestó su antipatía con el acto administrativo de no renovar contratos, en razón de la intranquilidad que la posibilidad latente del recurso genera en el trabajador: “Por eso estábamos trabajando mucho con el sindicato y con los propios trabajadores tratando de mejorar su calidad de trabajo, su compromiso con el mismo, tratando de que se sienta bien con el trabajo para que, de alguna manera, esto sea un estímulo para el trabajador”.

Finalmente informó que su Administración ha descendido el promedio anual de contratos no renovados, pasando de un número que superaba las 200 no renovaciones en el 2013 y en los últimos 5 años a 106 en el año 2016 y 47 en el 2017.