Apoyo a la Gestión Empresarial de los Comercios del Barrio Anglo

El Gobierno Departamental de Río Negro, junto al Ministerio de Industria y Minería a través de la Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresa (MIEM – DINAPYME) y la Agencia de Promoción Económica de Río Negro celebraron ayer el cierre del proyecto “Apoyo a la Gestión Empresarial de los Comercios del Barrio Anglo”.

El Secretario General de la IRN., Guillermo Levratto, dijo afirmó celebrar este día y resaltó la presencia mayoritaria de mujeres, “de la mujer emprendedora”, dentro de un clima ameno para desarrollar el curso. Ahora se trata de reconocer “vuestras propias capacidades y el trabajo colectivo para emprender y desarrollarse”.

Virginia Etcheverry (MIEM) entregó los saludos del Director de Rafael Mendive, y destacó el empoderamiento de la propuesta que han tenido los comerciantes del barrio, “en bien de la mejora del Sitio”, de un lugar que va a dar oportunidades varias.

Representando al Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (CAMBADU), Gabriela Corcino que tuvo a su cargo las coordinaciones del curso y asistencia técnica, destacó el interés demostrado por los participantes, y que las dudas iniciales de cantidad de interesados y la constancia de estar siempre fue superada con total éxito.

Finalmente Carolina Barreto en nombre de la Dirección de Desarrollo de la IRN destacó la apuesta del área que conduce Jorge Firpo, y valoró el trabajo en las distintas instancias por el conjunto de asistentes, y que es una manera de que los fondos públicos disponibles sean realmente utilizados con criterio de crecimiento y mejora continua.

Cada uno de los comerciantes y emprendedores del barrio recibió con indisimulada emoción el certificado respectivo, en una continuo crecimiento, y expectativas lógicas por el tiempo que viene, y el futuro del lugar Patrimonio de la Humanidad desde la declaración de UNESCO. Momento desde el cual muchos ven transformarse el lugar, y con firme rumbo hacia el sueño y anhelo de los pobladores del histórico barrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *