Noticias

Ver todas

El Intendente Oscar Terzaghi participa del 30° aniversario del Hogar Estudiantil en Montevideo

16 noviembre, 2018

Terzaghi viaja mañana junto a los padres, en el ómnibus que los lleva a encontrarse con sus hijos y celebrar el 30° aniversario del Hogar Estudiantil en Montevideo.

La programación prevé la presentación de una obra de teatro ” Vivencias de estudiante” a cargo de estudiantes residentes y dirigida por Jorge Ríos (tallerista); además una serie de reconocimientos a ex funcionarios que hicieron posible la puesta en funcionamiento del hogar, invitados especialmente como estudiantes de la primera generación.

El primer Hogar Estudiantil en Montevideo comenzó a funcionar en abril de 1988, impulsado por el Ex Intendente Dr. Mario Carminatti.

Tenía una capacidad para 33 estudiantes, de ambos sexos. Su objetivo fundamental, “brindar alojamiento a aquellos estudiantes del departamento, que no dispongan de medios económicos suficientes para iniciar o continuar sus estudios en la Universidad de la Republica, Universidad del Trabajo, Instituto de Profesores Artigas, Educación Física y otros cursos dependientes de Instituciones Públicas, siempre que dichos estudios no se impartan en la zona de radicación del estudiante”.

El edificio ubicado en Río Branco 1542, fue adquirido por permuta al Ministerio de Defensa Nacional. El Acta de entrega de fecha 15 de enero de 1987 establece: “…el Estado- Ministerio de Defensa Nacional y la Intendencia Municipal de Río Negro acordaron llevar a efecto una permuta entre el padrón N° 5312 sito en la 1ª. Sección Judicial de Montevideo con frente a la calle Río Branco N° 1542/44, por el padrón N°454 (parte) de la 1ª. Sección Judicial del departamento de Río Negro, manzana N° 3 de la ciudad de Fray Bentos…”. “…tasados ambos inmuebles por la Dirección General de Catastro Nacional, surge una deferencia de valores a favor de la Intendencia de Río Negro de 4989,61 unidades reajustables…” Con anuencia de la Junta Departamental de Río Negro, ese dinero fue destinado a las reparaciones y equipamiento del inmueble.

Las obras se desarrollaron por parte de funcionarios municipales bajo la supervisión de la Dirección de Obras de IMRN.

La organización y puesta en funcionamiento del Hogar Estudiantil de Río Negro en Montevideo, fue responsabilidad de la Oficina de Promoción Social, inicialmente en la persona del Asistente Social Eduardo Arcaus Salvetti y luego, a cargo de la Asistente Social Sara Michelena.

La Sra. Olga Cairús fue su primera Encargada, hasta diciembre de 1990.

Con fecha 10/08/1989 se designó al Sr. Eduardo Menchaca Montero como Delegado Gestor honorario del Ejecutivo Comunal con el propósito de supervisar y colaborar en el funcionamiento del Hogar Estudiantil. Su colaboración fue significativa para el fortalecimiento del Hogar y supo hacer una excelente dupla para el acompañamiento de los becarios residentes, con la Psicóloga Mariela Faust.

En su génesis, se contó con el apoyo de una Comisión Especial integrada por ediles representantes de la Junta Departamental de Río Negro. Posteriormente se denominó Comisión Departamental de Becas, la cual ha funcionado en el tiempo de manera sistemática dando transparencia a las admisiones así como apoyo y orientación al funcionamiento del Hogar.

En estos 30 años, el Hogar Estudiantil en Montevideo ha colaborado notablemente con la trayectoria educativa de muchos jóvenes y familias de nuestro departamento, contando en el transcurso del tiempo, con el apoyo de grandes profesionales para una estadía y convivencia, saludable.

Actualmente, residen un total de 45 estudiantes de diversos perfiles educativos, provenientes de varias localidades del Departamento de Río Negro.

El grupo de trabajo que hoy se desempeña, está integrado por los siguientes funcionarios: Encargada Marina Rodríguez, Lic. T.S. Camila Mesa, Lic. en Psicología Víctor Timote; en mantenimiento, Walter Velázquez, Fernando Díaz y Sandra Pintado.

En tan significativo acontecimiento, saludamos a todas las personas (funcionarios y becarios) que tuvieron y tienen, una labor invalorable en el funcionamiento cotidiano de la institución.

Un especial recuerdo a su propulsor y a quienes tuvieron la responsabilidad de concretar el desafío.

La actual administración departamental ha dedicado muchas horas, RRHH, y materiales para hacerlo más confortable, y levantar un estado complicado de mantención que tenía hasta hace 3 años. Y todo de manera coordinada y en conjunto con los padres y alumnos, artífices del emprendimiento.