Noticias

Ver todas

Está por finalizar la obra de mejoras del Barrio Guerra, MEVIR I, II y III y adyacencias

22 noviembre, 2017

Se han venido cumpliendo los procesos y se estima que, en la primera quincena de enero, la obra quede terminada.

El Arq. Waldo Vela, que integra el equipo técnico de la Intendencia de Río Negro que supervisa los trabajos, dijo que se terminaron las tareas de bituminización a nuevo de 19 arterias.

Las calles Timbó y Hervidero recibieron tratamiento bituminoso doble, y el resto de las calles que comprende el proyecto, tratamiento simple.

“Luego vendrá la etapa de sellado que se realizará en marzo o abril del año próximo. En la bituminización de estas 19 calles, se utilizaron 320 m³ de piedra y 40.100 l. de bituminoso”.

Iluminación
Al respecto el Arq. Vela informó: “En lo que tiene que ver con el tendido de la nueva red lumínica, hoy se estaba parando la última de las 68 columnas que incluía el proyecto y se completaría con la instalación de cinco brazos con luminarias, que serían los que están faltando.

Se comenzó a trabajar en el cableado subterráneo, se soldaron las jabalinas de cobre con el cableado que va por dentro de la columna y es muy probable que, los primeros días de diciembre, estemos realizando las primeras pruebas del nuevo alumbrado”.

¿Qué opinan los vecinos?
“Uno está permanentemente en contacto con los vecinos –dijo Vela- o porque te preguntan algo o simplemente en un intercambio de opiniones. Hay una gran conformidad con lo que se ha hecho que, sin lugar a dudas, mejorará la calidad de vida de las familias que viven en esta zona.

Por supuesto que, al comienzo, había molestias por el polvo y por todas esas incomodidades que hacen al trabajo de la obra propiamente dicha.

El otro día conversaba con vecinos de la calle Vaimaca Pirú, que tenían un grave problema con los pluviales y hoy el cambio ha sido brutal, y todo ha sido para mejora de una importante zona de la ciudad.

Con toda esta infraestructura nueva de cordón-cuneta, bituminización, pluviales e iluminación, el barrio ha cambiado notoriamente.

No solo se ha mejorado la calidad de vida de la gente sino que también se han valorizado sus propiedades”.