Noticias

Ver todas

Levratto: Para el Ejecutivo empezó la etapa de concreción

7 marzo, 2018

En declaraciones públicas efectuadas esta mañana, el Secretario Gral. de la Intendencia de Río negro (IRN), Guillermo Levratto, se refirió a diversos temas que hacen a la obra municipal y a la gestión del Ejecutivo Dptal. Asimismo analizó el relacionamiento con ADEOM y dio su opinión sobre diferentes temas de dominio público.

El Jerarca empezó planteando que el apego al programa, y a los objetivos contenidos en el mismo, es la prioridad y que, si bien acepta el permanente cuestionamiento que desde el rol de la oposición se efectúa, el Ejecutivo trata de que esto no lo distraiga de sus cometidos originales, aunque admitió que ciertas críticas entorpecen el normal desarrollo de la gestión en función de que hay que emplear tiempo en aclararlas. De igual forma, cuando las críticas se tornan en ataques personales hay que defenderse. En este tema aludió al sonado caso del supuesto aumento diferencial de salario que se le adjudicó desde la oposición y volvió a aclarar que el monto de su sueldo no se ha apartado de lo que establece su contrato. Un error administrativo tomó como base el monto cobrado en un mes en el que él mismo ordenó que se le hiciera un descuento en función de una licencia que tuvo que tomar en forma obligada por razones de índole familiar. Pero aseguró que el salario que ha percibido siempre ha estado ajustado a lo establecido en su contrato, se quejó de que se ponga en duda un valor fundamental como la honestidad, con la que siempre se ha manejado, y aseguró que quien quiera aclarar el tema lo puede hacer fácilmente solicitando la información correspondiente (recibos de sueldo), la que es pública y está dispuesto a presentar ante quien la solicite.

En referencia a la operativa interna de la IRN consignó que el Ejecutivo procura permanentemente encontrar formas de autoevaluarse para corregir errores y retomar el rumbo en temas donde se identifica que no se está avanzando en la dirección correcta: “hemos desarrollado en la propia gestión un área especializada de auditoría interna que detecta errores nuestros, pequeños temas administrativos que nos alertan internamente”.

En referencia a otros temas, para Levratto los años 2018 y 2019 son años para concretar las obras emprendidas: “Pero no porque se acerquen temas electorales, sino porque son años que se acercan al cierre del quinquenio, donde pudiste haber preparado todo un ámbito del diseño de algo, haberlo gestionado, conseguido la financiación, y ahora te queda ejecutarlo”.

También se refirió a problemáticas que se arrastran desde hace tiempo y que nadie había afrontado, y advirtió que los plazos de concreción a veces se dilatan en función de los procesos burocráticos que ineludiblemente hay que transitar, y mencionó ejemplos tales como: la regularización de viviendas (la que se ha encarado y, aunque a menor ritmo que el deseado, se ha avanzado y se sigue trabajando), las obras del JC6, cuenca del arroyo Laureles, etc.). Asimismo dijo entender las ansiedades de la población y aseguró que desde el Ejecutivo también se padece.

En referencia a los ingresos de funcionarios, el jerarca manifestó que se han llenado vacantes en lugares de confianza por lo estratégico de la función a desempeñar y admitió que ha habido casos que no han rendido lo esperado. De todas maneras aseguró que hoy se está en condiciones de asegurar que el equipo es el necesario y “hay que buscar la productividad para concretar lo planificado”.

En cuanto al relacionamiento con el sindicato dijo que el Ejecutivo tiene un relacionamiento de diálogo e incluso, en algunos casos, ha tenido iniciativa propia, independientemente de quien esté en la Dirección. Además enumeró algunos logros alcanzados entre el Ejecutivo y ADEOM: Convenio colectivo tripartito, 1 % de recuperación salarial (es insuficiente pero durante 10 años se perdieron salarios), se mejoró el convenio colectivo y el Ejecutivo dispuso una adenda (agregado) para beneficiar a los trabajadores que perciben los salarios más deprimidos. Asimismo consignó que hay que tener en cuenta los antecedentes: “Si vos decís que esta intendencia va a logar pagar el año que viene un salario mínimo de $17.000, se puede pensar que es poco, pero partimos de un salario de $ 7.700”. De todas maneras, el Secretario Gral. de la IRN confía en que el relacionamiento con la nueva conducción gremial, si bien no comenzó de la mejor forma, irá mejorando y será productivo.

Finalmente, afirmó que para el Ejecutivo empieza la etapa de concreción y que el desafío es: cómo lograr que todo lo que en estos años previos se planificó se plasme en la realidad en 2018 y 2019, y cómo esto redunda en generación de empleo y en calidad de vida de la población. El jerarca dijo que las obras del Fideicomiso están todas encaradas, hoy se abren las ofertas de la licitación de la futura terminal de Young, ya se cuenta con el informe técnico de la obra del Relleno Sanitario, avanza la obra del ex cine Stella, el arroyo La Esmeralda ya tiene el informe técnico de lo que será la posible solución, Parque lineal del arroyo Laureles, borde costero, etc.