Noticias

Ver todas

Los volúmenes de la producción actual obligan a repensar el presupuesto para caminería rural

10 enero, 2019

En declaraciones efectuadas esta mañana, el Intendente Oscar Terzaghi analizó la problemática actual respectiva a caminería rural.

Las copiosas precipitaciones registradas en los últimos días obligaron a tomar la decisión de prohibir el tránsito de camiones por varios caminos departamentales y vecinales, utilizados regularmente para la salida de producción agropecuaria, con el objetivo de preservarlos.

“El decreto que sacamos de prohibición nos ha servido muchísimo porque la complicación se da cuando, después de 200 mm de lluvia, como sucedió en algunas localidades, se sale inmediatamente con camiones cargados: eso produce un daño irremediable”, explicó el Intendente. La resolución respectiva estableció, sin embargo, ineludibles excepciones, tales como los camiones que transportan leche y, a solicitud de empresas forestales, se permitió que en la jornada de hoy salieran camiones que ya estaban cargados. Esta última autorización se realizó luego de acordar que, si estos transportes producen daños severos, los costos de los arreglos serán asumidos por las propias empresas. “Esta es la única forma de trabajar”, expresó Terzaghi, aludiendo con satisfacción al buen relacionamiento y diálogo que mantienen la Intendencia y las empresas. Asimismo se refirió a la Mesa de Caminería Rural que la IRN ha conformado junto a empresarios y productores agropecuarios para procurar las mejores soluciones a la problemática de la caminería.

El jerarca sostiene que éste es un problema que preocupa a todos los intendentes del país “porque es imposible, cuando la producción se multiplicó por diez, seguir pretendiendo mantener la caminería rural con un presupuesto que, evidentemente, no nos da”, afirmó. En el mismo sentido, destacó el trabajo que en la materia ha realizado OPP (Oficina de Planeamiento y presupuesto) determinando, junto a los productores, la planificación a ejecutar. Así, y a modo de ejemplo, informó que próximamente el camino que une Menafra con Paso de la Cruz será tratado con tosca cementada, y valoró que, por ser un nervio central de la caminería rural, en un plazo menor a diez años deberá ser asfaltado.

Finalmente, y teniendo en cuenta que el flujo de circulación por estos caminos seguirá incrementándose como consecuencia de que la producción agropecuaria se va acrecentando año a año, Terzaghi sentenció: “o buscamos alternativas tecnológicas (polímeros, tosca cementada, tratamientos bituminosos) para las arterias con mayor circulación, o esto no se podrá aguantar”.