Noticias

Ver todas

Reflexiones. Con excelente concurrencia comenzó el ciclo de charlas organizado por la IRN

3 mayo, 2018

Un ciclo de Charlas organizado con el objetivo de promover ámbitos de reflexión sobre temas que nos importan a todos, tuvo su primera instancia el pasado viernes en la Sala de Videoconferencias de ANTEL que funciona en la terminal de ómnibus.

“La Economía Social. Una Herramienta para el Desarrollo Sostenible” fue el primer tema tratado en el ciclo que la Intendencia de Río Negro (IRN) desarrollará a lo largo del presente año.

Los numerosos asistentes a la conferencia pudieron participar de la temática expuesta previamente por los especialistas invitados: Ing. Agr. Carlos Reyes (vicepresidente del Instituto Nacional del Cooperativismo/INACOOP/), Dra. Graciela Fernández Quintas (Especialista en procesos asociativos y cooperativos), Ec. Andrés Dean Cabrera (Prof. en el Inst. de Economía de la UDELAR, autor de diversos trabajos de investigación sobre la temática).

Al respecto, el Director de Desarrollo y Descentralización de la IRN, Ing. Agr. Jorge Firpo, expresó que “fue una instancia para dar a conocer de qué se trata la Economía Social, que, por lo general, la gente desconoce qué significa”, y valoró el encuentro como “muy positivo”. Asimismo consignó que, si bien el tema tratado principalmente fue el Cooperativismo, “la cooperativa no es la única forma jurídica mediante la cual se puede trabajar en el marco de la Economía Social y Solidaria”. En este sentido, en el cónclave se informó acerca de que se está trabajando en un proyecto de Ley para establecer otras formas jurídicas mediante la cual se puedan implementar nucleamientos que no siendo cooperativas igualmente puedan operar en el marco de la Economía social. Al respecto, Firpo, sostiene que, si bien toda actividad económica requiere su rentabilidad, la Economía Social no sólo persigue fines de lucro sino que procura fomentar el desarrollo personal de sus operadores, e inculcar valores y construir comunidad. Asimismo este tipo de economía incentiva la actividad a través de asociaciones de personas nucleadas tras diversos objetivos. De esta forma se pueden encontrar cooperativas de consumo, de ahorro y crédito, sociales, de vivienda por ayuda mutua, etc.

Por otro lado, el manido tema de la supuesta ineficiencia de las empresas auto-gestionadas fue desmentido por los expertos presentes. La mayoría de las más de 200 constituidas en el país son realmente rentables y sólo una ínfima minoría no ha podido desarrollarse. Además, su funcionamiento colectivo y horizontal ha contribuido a desarrollar la democracia, a mejorar la distribución del ingreso, y a disminuir la concentración del capital. De la misma forma, y estableciendo un paralelismo con las empresas capitalistas, mientras se ha comprobado que el 50% de estas últimas tienen una sustentabilidad en el tiempo de 5 años, el 65% de las auto-gestionadas sobrevive en el mismo período.

También se destacó la importancia de la sanción de la Ley 18407 que, 10 años atrás institucionalizó el cooperativismo a través de la creación del Instituto Nacional Cooperativo INACOOP), organismo que hoy se ha erigido en el interlocutor válido entre el sistema cooperativo y el gobierno a la hora de discutir políticas públicas. Asimismo el INACOOP y sus programas reconocen la Economía Social, lo que asegura líneas de financiamiento para el sector, acceso a créditos, y otras facilidades a las que el sector no accede por otra vía.

Entre otras consideraciones, los panelistas destacaron características del sistema cooperativo tales como: el hecho de que en la empresa cooperativa los propios trabajadores son al mismo tiempo y en forma colectiva los propietarios de la empresa, las diferencias salariales entre quien gana más salario y quien percibe la menor remuneración es de 6 a 1 ( en la empresa capitalista esta diferencia se extiende a 15 a 1), y, en momentos de crisis no se despide a ningún trabajador sino que se reducen los salarios.

Asimismo, entre las debilidades del sistema cooperativo se hizo hincapié en las dificultades para retener a los profesionales, quienes ante esta estrecha diferencia salarial entre los mejores sueldos y las inferiores remuneraciones, terminan optando por ofertas más tentadoras desde el sector capitalista. También, la poca inversión que suele realizar el sector redunda en contra de su desarrollo.

Desde el panel expositor se enfatizó en la necesidad de seguir construyendo conocimientos, capacitación y educación en el campo de la economía social y solidaria, las que deben, indefectiblemente, repensarse en forma constante en función de los vertiginosos cambios que se están operando en materia de innovación en tecnologías y robótica.

En el mismo sentido, se analizó sobre las dificultades devenidas del recambio generacional, problemática que, al igual que en la empresa capitalista, se hace dificultoso procesar, y se afirmó que la economía social y solidaria representa una alternativa a problemas tales como el desempleo, no constituyéndose por supuesto en la solución única y definitiva para esta problemática.

El jerarca departamental, Jorge Firpo, concluyó su exposición introductoria del evento citando a Roberto Roitman quien en su libro “De qué hablamos cuando hablamos de Economía Social, dice: “La aparición de numerosas formas de ganarse la vida nos invade, y con ella la necesidad de recuperar un destino colectivo. En otras palabras: los proyectos individuales de miles de pequeños emprendedores logran un nuevo sentido y mayor eficiencia si son ensamblados de manera asociativa. Este es también el rol de la Economía Social. Reconocer que hay sectores de nuestra sociedad que requieren otra atención para el desarrollo de sus emprendimientos, no sólo nos preocupa sino que nos ocupa”.

El ciclo REFLEXIONES tendrá su segunda instancia el próximo 10 de mayo.