El Comité Departamental de Emergencia fue convocado ante la extensión de la emergencia agropecuaria.

Comité de Emergencia Departamental|Fray Bentos

Río Negro también es uno de los departamentos afectados por el déficit hídrico, situación que obliga a tomar medidas complementarias.

La reunión se cumplió en la sala “Dr. Guillermo Ruggia” del palacio municipal, de la cual participaron la Intendente (i), Griselda Crevoisier; el Secretario General, Ing. Agro. Jorge Gallo y demás representantes de las instituciones y organismos que componen el Comité Departamental de Emergencia.

En la ocasión, el director departamental del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Dr. Javier López, repasó las disposiciones adoptadas, recordando que, el pasado 26 de octubre de 2022, se declaró la Emergencia Agropecuaria Nacional por 90 días, tiempo que concluyó el pasado 24 de enero y que, ante el complejo escenario que aún atraviesa el país, se determinó su prolongación por otros 90 días.

  • En cuanto a las medidas informadas:

MGAP, apoya con créditos con bajo interés y con mayor plazo para pagarlos.

UTE, difiere el pago correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo (sin multas, ni recargos) y otorga un 15% de descuento a quienes utilizan bomba de agua para riego o animales.

BPS, prorroga los aportes patronales.

ANEP, dispuso los predios de las escuelas rurales para pastoreo.

OSE, productores afectados, pueden servirse del agua potable que requieran, en cualquier dependencia del organismo a nivel nacional.

BROU, posterga el pago de préstamos inferiores a los U$S 200.000 por 6 meses.

En Río Negro, la región que forman las seccionales 8ª, 9ª, 10ª y parte de la 11ª, es la más comprometida, donde el 50% de los productores rurales padecen el déficit hídrico (tajamares y pozos secos) y sin pasto.

A su vez, la Intendencia de Río Negro, a través de la Dirección General de Hacienda, analiza la postergación de la primera cuota y el pago contado de la Contribución Inmobiliaria Rural, a vencerse el próximo 17 de febrero de 2023.

Este beneficio, que está a estudio, contemplaría, preferentemente, a los pequeños productores familiares, de hasta 500 hectáreas / índice CONEAT 100, perjudicados por la sequía.

+ noticias

Menú